You are currently browsing the monthly archive for abril 2007.

I. Yomimioconmigodemi…

Siempre me molestó la gente que le deja encargado a los demás una serie de cosas que hacer para su entierro. Pero si ellos no van a estar y son los otros los que nos quedamos con la pena y con los trámites! Pensaba.

Pero cuando uno llega al momento de tener que darle a alguien la última imagen en la película de su vida, es mejor saber que era lo que el otro quería. Cuando me ha tocado, la sensación de poder cumplirle con algo ha sido muy agradable.

A mi me gustaría molestar lo menos posible. O sea, háganlo como quieran. Yo lo que quiero es ser recordada con afecto, principalmente por un par de seres humanos sobre la tierra que me importan de manera especial y particular. En eso estoy, sin obsesionarse eso si.
Me alegraría tener una bonita escena final, pero si tengo que elegir, en fin, prefiero que lo mejor esté antes. No se puede juzgar a nadie por su muerte o su funeral, entre el nacimiento y la muerte hay una vida entera.

Yo por ahora, si me tocara morirme, les advierto que sería en contra de mi voluntad, pero no me iría amargada tampoco porque como nacer, no es una cosa que se pueda eligir realmente. Para suicidarse hay que tener una depre de caballo primero, les recuerdo.

Pero no querer morirme todavía tiene que ver con que tengo una responsabilidad que cumplir en este mundo, mi hijo aún no es un adulto.

En el fondo, y pensándolo mejor, me conformo con no haber sido demasiado negativa para nadie en esta vida.

II. Y entonces cómo?..

Lo de los rituales entorno a la muerte no es para nada un asunto sin importancia.

En Alemania cuando alguien muere lo meten en una sala acondicionada y fría, mientras se decide una fecha en que toda la familia y amigos puedan venir desde donde estén a la ceremonia.

He visto sufrir a muchos parientes de extranjeros, por esta costumbre. No entienden como pueden ser tan crueles de esperar, de dejar a sus muertos ahí en el frío, en una habitación ajena, hasta que ellos tengan tiempo de organizar comida, música y viajes… y he visto a muchos alemanes sufrir por no poder estar en el último momento de la historia de sus parientes, acompañandose y acompañandolo, teniendo la oportunidad de sentarse a su lado y despedirse. Que seamos capaces de enterrar a nuestros muertos en 24 horas muchos lo consideran una crueldad, es para ellos casi como tirarlos a la basura. Lo consideran una crueldad de bárbaros. Y el dolor producido es personal, no sirve decir: aquí se hace así, hay razones.

No, los rituales no son inocuos, ni dejan de tener consecuencias en la vida de los que seguimos vivos. Y estos pueden ser origen de un tremendo choque cultural.

Uno de los funerales más bonitos que he visto, porque los funerales pueden ser bonitos, fue el de mi madre. Gracias a que mis hermanos que no tienen vergüenza por los rituales. No les cuesta tomárselos prestados a la religión, ni sentirse dentro y encontrarse en ellos.

Pero también en que no tuvieron complejos en cumplirle a mi mamá su deseo de sencillez. Darle a la vieja lo mejor en su último acto sobre la tierra significó respetarle la sencilles del ataúd, por ejemplo. Para mi, sola, todo habría sido más dificil.

Hubo una banda de músicos que tocó “petit fleur”, su canción. Un cura de población, negro y comprometido con los pobres, otro mi Mamá no habría aceptado. Un montón de vecinos y gentes de todos lados con quienes reirse y recordarla o escuchar cosas que yo no sabía que ella habia hecho en el último tiempo. Los discursos fueron espontáneos y lindos. Mi hermano mayor dijo que lo único que faltó fue el comentario de mi Mamá de como había estado. Cierto, faltó.

III. Y el sueño correspondiente…

Quizá eso sea lo que me llevó a soñar que la acompañaba a la estación y me despedía, ella iba tan concentrada en meterse rápido al tunel e iniciar su viaje, que tuvo que devolverse cuando yo la llamé, y preguntar que era lo que yo había dicho:

– que cuando me toque, quiero que vengas tú…

– ah! déjame ver…

Ella me toma la mano derecha y en ese momento me doy cuenta de que algo cuelga desde mi brazo, es una linea de luces, como una guirnalda de navidad, pero las luces son todas iguales, y brillantes. Mi mamá, me mira y dice:

– bah! se les olvidaron las marcas…

Y después de unos segundos de vacilar, me mira y decide:

– si, yo vengo, ya…

Se gira y parte. La veo perderse entre la masa de viajeros que avanza hacia la luz y me quedo tranquila, igual que al principio, será igual que al principio. Si la cosa es así, no me queda nada que pedir, si pienso en el final de mi existencia.

Que me contara el sueño que había tenido esa noche, no tiene nada de raro, nosotras siempre nos estábamos contando qué habíamos soñado y lo que nos interesaba en realidad era como nos habíamos sentido en él.

Soñé que se moría la Eli- me dijo- y yo veía como entraban el cajón en una habitación vacía con una sola puerta, y después entraban Pedro el marido de la Raquel y después tu tío Mariano Peña.

No me acuerdo lo que comentamos, lo que sé es que ni ella ni yo pensamos más en el tema hasta que vino con la noticia de que Mariano había tenido un infarto en plena vía pública y que se había muerto. Ahí fue cuando me acordé que la Tía Eli había muerto de una descompensación de su diabetes, Pedro tuvo un accidente mortal en la moto al llegar al puente Ñuble y que el tío Mariano había sido el último en entrar a la habitación y en morirse.

Encuentro que salir gritando fue una exageración de su parte. Yo me quedé conforme sabiendo cómo la psiquis nos cuida. Eso es lo que ella debería haber pensado. Ni yo ni ella recordamos este sueño hasta que todo estuvo terminado, de hecho ella no habría notado la relación entre sueño y realidad jamás, si yo no se lo hubiera hecho notar.

Es que es tremendo que te pase, yo no quiero volver a soñar- me dijo. Pero volvió a soñar igual. Todos soñamos.

En todo caso, yo aprendí. Cuando soñé, años más tarde, que ella estaba metida en un cubo abierto a la vista, como un banco de una plaza pública y no podía salir, me prometí no decirle nada, aunque supe que ella tenía problemas en cuanto desperté.

Lo que vino después no hizo sino confirmar que tengo razón, porque nunca se me ocurrió pensar que cuando llamara para preguntar por su salud me avisarían que se acababa de morir.

Tom  del Tageszeitung

1. … … 2. ey! están tocando nuestra canción! 3. Aló! diga…

(llegue a Tom clikeando aquí)

Tengo un montón de dificultades de hablar sobre dibujos, historietas… monitos. Debe ser porque mi papá fue un dibujante frustrado, que debió ser periodista porque allí vió mejor manera de ganarse los porotos, además no fue de los de la tele, sino uno de aquellos que en el “medio periodístico” hizo de todo.

Es una mezcolanza de recuerdos personales con imágenes claras de un determinado chiste. Una montonera de anécdotas contadas por mi papá y una serie de dibujantes y sus estilos lo que se me viene a la cabeza. La historia del tiempo que me tocó vivir.

De niña me leí un montón de historietas chilenas y argentinas, principalmente, salpicadas eso si con de todo, por ejemplo MAD, pero también Popeye, o Lorenzo y Pepita. Alli estaba la revista Billiken y Paturuzú, pero también Cabrochico con un par de portadas de Oski , y mucho de los chilenos de la época, Palomo o Hervi por ejemplo. El humor político se mezclaba con el humor para los niños, y una pasaba de la pequeña Lulú a buscar el nuevo dibujito de Krahn en revista Ercilla (era ahí?)

Y “Mampato”? saben que me recuerda la revista infantil Mampato? que mi papá decía, que Themo Lobos se había inspirado en un ex- Presidente, cuyo hijo también llegaría a serlo, para la cara de los “hombres rata”.

Más tarde durante la dictadura me parece imposible no agarrarse al “cuarto Reich” de Palomo para sobrevivir, para poder reírse, para vengarse. El dibujo del dictador con la serie de patadas de los distintos países que se negaban a recibirlo… ay! Si, el humor del dibujante es a veces la única venganza… si yo pudiera dibujar!

En esta época llegó mi sobrino, más o menos de mi edad, con Fontanarrosa. Que crudeza la de este tipo! Que placer sentir que alguien interpreta y dice mucho mejor que una misma lo que ni me atreví a pensar hasta el final. Se acuerdan de Johnny peligroso? que mataba por menos dinero del que realmente pedía, de puro blando de corazón que era? o de la fracesita: “algunos aman tanto a la patria que la violan en repetidas oportunidades”.

Sé que llegaron muchos comics españoles, muy destapados ellos… pero no eran mi onda.

Los años de la democracia trajeron un monopolio de los medios de comunicación en Chile, que impide darle trabajo a un humorista, un dibujante con la libertad necesaria. Y parece que tampoco sin la libertad necesaria, pero con el sueldo necesario pa’ que coma y dibuje sus acideces en otra parte.

Así las cosas a años y Kms de distancia de mi infancia y tierra natal, yo ya estaba feliz con mi viñeta diaria de Tom, y los increíbles dibujantes de la Vanguardia el diario catalán y los del Pais, el Roto por ejemplo y Krahn entre otros.

(Aquí, por favor, un minuto de silencio para Forges que en el Pais sacó una vez un dibujito de José María Arnaz cantando “… me gusto yo!”, como la canción de Manu Chao. Que manera de darle en el clavo a la personalidad del tipo este!… ah!)

Feliz estaba, digo, cuando me dió por los blogs y encontré a Elerlich en interné, aquí… y no sé ni como aterricé en la página de Asterisko y más tarde en la Momia Roja. Miéchica! allí se habían refugiado allí estaban! en interné en los blogs!

Y se me volvió a ampliar la mirada, y volví a pensar que sin libertad de pensamiento no hay creatividad.

060813.gif laflor1.png

(Un click sobre la imágen elegida la amplía)

Y eran igual de despiadados con la realidad que como yo los recordaba. De hecho a alguna gente que conozco no les gusta que se rían del transantiago. El problema es grave: se nos está olvidando que la pluralidad es lo que nos acerca a la democracia. Y que la risa nos aliviana el camino de la mirada sobre nuestros propios dolores.

Mi hermana que era periodista de la Moneda en la época de Allende, cuenta la siguiente historia:

Saliendo del palacio presidencial, buscaban ella y un par más de compañeros de trabajo, un bus que tomar para volver a casa, la cosa estaba difícil porque había paro de locomoción y boicots de todo tipo, caos que le llaman. En eso pasó un tipo tirando un carretón de mano, y uno de los que venía con ella dice: “miren cabros! ahí vienen las micros que prometió el gobierno!” Los demás no se alcanzaron a reír porque una pequeña muchedumbre los rodeó y les gritó “cállate momio cu…”

Cerca muy cerca del golpe de Estado estaban, lejos muy lejos del humor… y la Democracia.

Nota:

No crean que solo me interesan los problemas políticos y sociales, también me preocupan otros temas…

coverfokin.png

En mi familia no se va y se pide: “oye, invítame a gmail”. Ah! no, en mi familia van y te mandan esto:

Palo, el control psicotrónico de la mente implacable ejerce su dominio dondequiera encuentra una entrada para sus rayos electromagnéticos que intervienen las ondas cerebrales proyectando la ilusión de una comunicación que en definitiva no es otra cosa que eso una apariencia que llena provisoriamente el vacío de la soledad y el desamparo provocado y reemplazado distorsionado por la matrix. Bueno ya, invitame a tener un gmail.Besos H., más conocido por herny, your brother. (En realidad él es mucho más conocido como el oráculo calvo)

Ahora, ponte que se te pasó el cumpleaños del susodicho y que le escribes al día siguiente, felicidades, ahora no puedo pero mañana te escribo más largo. Hazlo si quieres pero te arriesgas a esto:

querida Palo, estás demás disculpada porque hablando con realidad cumplo un año más de cercanía al cajón donde roerán los huesos los gusanos, con este espíritu optimista, saluda de mi parte a Pau y sábete que hoy es mañana y no he recibido lo que prometiste, tal vez creas que con planificarlo o haciéndote la idea de hacerlo ya está hecho, pero la verdad es que hoy nada ha llegado según lo dijiste, o mejor dicho, lo escribiste, lo único que ruego es un poquito de coherencia entre los actos y las palabras. Un beso y un abrazo de tu hermano.

Agreguen a esto que lo antes presentado son dos de las cuatro perlas de ironía que he tenido la suerte de recibir en estos diez años, y se darán cuenta de que la culpa de mi todo, no sólo la tiene la dictadura.
Agrego que consideren que los tres arriba pasados a tocar por mi texto son 20 a 10 años mayores que yo, y entenderán el peso de sus palabras en mi vida. Todas dichas desde el amorrrrrr, claro.
Yo bien, gracias, con tema para comentar con mi gurú,y a unos miles de kilómetros de distancia.

th_dvdcover.jpg cierto parecido es imposible de negar…

Asterisko y sus micros

(Y micro tuvieron…click para ver de donde viene el monito.)

Hay problemas que sorprenden con su resiliencia. Me acaban de sacar un pequeño tumor benigno que yo misma me provoqué al tratar de “operarme” una pequeña herida en la pierna. Me sorprendió que siguiera creciendo después de tantos años de la fallida operación. Es que la protuberancia que me quedó siempre podía ser pasada a llevar por botas, o en alguna actividad deportiva.

Pero en realidad de la resiliencia en la que yo pensaba hoy es en la de ciertos conflictos sociales que según pasen de nuestro lado del pensamiento o del lado contrario, son utilizaciones de ciertos grupos, o son reapariciones en escena de conflictos nunca solucionados. Los”malos” los utilizan. Si son los”buenos”, sólo es un exabrupto justificado de la ciudadanía.

Lo digo porque en su último columna de opinión en nacion.cl, Marco Antonio de la Parra, siquiatra y escritor teatral chileno, persona de opiniones inteligentes e interesantes, habla de las manifestaciones callejeras en el día del “Joven Combatiente”, como la utilización de la juventud por grupos organizados, y la compara con la utilización de la derecha en España, el PP, de las heridas de la guerra civil, en cuanto a la existencia de una única España, que sería destruida si se tiene la posibilidad de reivindicar la existencia de las distintas naciones con sus culturas, con sus idiomas y con su incorporación traumática o no a lo que es ese país llamado España hoy en día.

El problema es que si el PP puede utilizar esta vieja cuña entre las distintas naciones en España, es porque siempre se solucionó el tema haciéndolo tabú. Si bien no en la discusión de la calle, pero si de la agenda política. Que las autonomías hayan avanzado en sus derechos frente del poder político central, no significa que el proceso se haya hecho con la participación de las naciones incluidas en España. Por lo demás es lo mismo que dice el PP, pero culpando al otro: que Zapatero puso el tema de las naciones denuevo sobre la mesa y por eso España como unidad pasa por una crisis. No ahondo más porque tengo respeto por una problemática que no tiene lugar en mi país sino en el de otros, y que yo no manejo al dedillo. Opinión tengo. Como sobre Cuba o sobre Alemania o sobre Argentina, hasta sobre Haití tengo.

Ahora como chilena, me sigue asombrando que en el día del “Joven Combatiente” gente tan inteligente y preparada, como Marco Antonio de la Parra no se acuerde que este día es el aniversario del asesinato de los hermanos Vergara en Villa Francia. Me asombra porque a tantos años de distancia y de Democracia, recién ahora hay novedades de parte de la justicia que permiten vislumbrar una condena, aunque sea moral del asesinato en manos, nada menos que de los mismos que hoy aparecen como víctimas: Carabineros de Chile.

Lamentablemente no podemos borrar las experiencias de la gente con la justicia y las instituciones con un: y ahora estamos en Democracia, estos no son los de antes. Especialmente si la justicia se ha demorado decenios en llegar, especialmente si muchos de los que deberían haber respondido ante la justicia están pensionados con las mejores pensiones que el antiguo sistema era capaz de ofrecer. Estos detalles por obvios, y siempre presentes, se les olvidan a los analistas. Pero quien quiera realmente terminar con este tipo de manifestaciones violentas en las calles van a tener que pensar en algo más que en pedirle a los padres que paguen por los daños cometidos por sus hijos. ¿Cómo andaríamos con el inicio del pago del daño que les producimos a nuestros hijos por no asumir nuestras responsabilidades sociales y políticas primero?

Para el articulista, como para muchos otros, incluso para mi, la forma de la protesta es sorprendente en un país que ha recuperado la democracia y que pasa por un buen momento económico. Me sorprende que incluso en ese momento no se haga ninguna relación entre los grupos que desordenan nuestra visión de nosotros mismos como país civilizado, y los aprendizajes de justicia y violencia que hemos hecho en el pasado. Marco Antonio de la Parra es siquiatra, me extraña que no los vea.

Yo pienso que habría que preguntarse ¿quién le da tantísimo poder a estos grupos que menciona de la Parra, y que en las elecciones presidenciales no alcanzan el 5%? Los mismos que con la ley electoral del innombrable no pueden tener representación en el parlamento, que a pesar de haber luchado en contra de la dictadura hoy ni siquiera son considerados dignos por los partidos en el gobierno, de participar en la democracia.

Dicen que lo que esta vez raspó la herida fue el transsantiago, el nuevo modelo de locomoción colectiva en Santiago de Chile que implica un cambio cultural y un gran desafío a los empresarios del transporte y a la capacidad de organización de las instituciones públicas, y que al parecer no ha dejado conforme a nadie. Y la bonanza económica, que algunos quieren empezar a repartir, sin pensar en el futuro de la economía.

Que este desmadre callejero alegró a la derecha, hoy en la oposición, y que los medios, que en Chile son un monopolio, orquestaron, si. Que se habla de desgobierno porque es la típica crítica a Bachelet por ser mujer y estar eternamente teniendo que demostrar fortaleza y mano dura, si.

Hoy fue eso y mañana será otra cosa, lo que si veo en común con el tema de las nacionalidades en España es la eterna disponibilidad del día del “Joven Combatiente” para el forcejeo político.

Si nos preocupa realmente la juventud como el “futuro de la patria”, y nos molesta los que quieren arreglar el asunto a molotov en mano, sería hora de que empecemos dando ejemplo democrático integrando realmente a todos al Parlamento. Por ejemplo.