You are currently browsing the monthly archive for junio 2007.

Mi sobrino decía, en los 80tas, que siempre que la fiesta amenazaba con ponerse aburrida, había que poner a Bob Marley y listo.. vamos a ver…

La lista de la música de mi última fiesta en Santiago fué más o menos así: Bob Marley, Nina Hagen, the Cure, Soda, los prisioneros, Art of Noise, Celia Cruz, Ruben Blades, Flairck, Charly… que cosas! hasta en esto era/soy un conglomerado de cosas que no juntan ni pegan. Sigo igual.

Como algunos de mis lectores se dormirían hasta con Marley, intento por el otro lado:

Y como no se trata de solo (intentar) darle en el gusto  al lector, y que me digan machista, le hago un guiño complice a Adriana y pongo a Blades. De yapa, con Willy Colón – como pa’equilibrar lo de “New York” de la Hagen- va “Plástico” de los chiquillos estos.

El que no baila ahora es porque ya no tiene vuelta. He dicho.

Es la cantidad de información lo que nos tiene mal.

Por ejemplo, hoy me entero de que en el río Mataquitos (Chile) se murió todo animal viviente, porque una empresa, CELCO, productora de celulosa – creo, pero en este momento no soy capaz de asimilar más información- envió residuos venenosos a sus aguas. Mientras asimilo esto, y trato de pensar qué multa les irán a poner, TATE! Que leo que otra vez dejaron verter residuos tóxicos, la misma empresa y en el mismo río. Esta vez declaran que no hay daños ecológicos, pero si daños a la imagen de la empresa, plop!

Si ya no quedan ni las vacas, ni vida en el río este, que m… van a poder matar.

Y déle con tener el laptop prendido, vienen y me avisan que en la región de Aysén desapareció un lago, ¿y qué dice el experto correspondiente? El experto, pagado por el Estado dice, primero que esto es normal en esta región, que aquí el cambio de paisaje es normal y que en todas partes en el mundo los glaciares desaparecen y pasan estas cosas. ¡Ah! ¡Si es en todas partes, y además si ya es normal! ¡Ah! me quedo más tranquila.

¿Para qué quería yo saber tanto?

Yo no quiero saber que hay lugares en el mundo que se creen en “desarrollo” y ni multa le cobran a la empresa esa, no quiero saber que no se harán cargo de “limpiar el río” los de celco, ni las “autoridades”. Además, si ya está todo muerto. No quiero tampoco que me cuenten que glaciares y lagos desaparecen y hasta los expertos lo encuentran normal.

Desde otra vertiente del caudal de información, vienen y me cuentan que una artista chilena pintó dos cruces en el pavimento en Kassel – creo, no me pidan concentración- como guiño a una acción de arte de Beuys hace 20 años atrás, y tratando de repetir lo que hizo ella misma durante la dictadura en nuestro país… me recuerda a un poeta chileno, Raúl Zurita, que dice que le impresiona pensar que todo nuestro país es una gran tumba, que por todos lados hay muertos enterrados, si hasta al mar los tiraron… pero yo me pregunto: dos cruces, no autorizadas por los de la exposición en la que deberían inscribirse, la documenta 12, las dos o tres cruces ¿inspiran ACÀ en Alemania a algo que no sea rabia de que te ensucien el suelo? A esta si que le pusieron multa, esto no es suelo tercermundista. Mientras, otro de la misma galaxia, digo país, pero desde Australia coopera con una bandera U.S.Americana donde las estrellas están reemplazadas por suásticas. Ojo que no es para una protesta callejera tamaña muestra de sutil creatividad, sino para la exposición de arte contemporáneo más grande de… más grande de… bueno, no sé, será del mundo!… pa’l caso. Aquí ya él se hizo famoso por ser el creador de una de las obras de arte más tontas de la historia del idem, junto con la jirafa del zoológico de Gaza – o por ahí, ¡no me pidan concentración!- que murió en la segunda intifada, de susto, creo- y que la mandaron embalsamada a la muestra mundial esta de Kassel. Arte que le dicen y que tiene el acento temático en: “Oriente”. Como si fuera poca información de una sola vez, leo que otro “artista” chileno quiso teñir la punta de Montblanc con jugo de fresa, no lo dejaron. Algo es algo.

A partir de hoy 14 días de pausa. A ver como se me portan, ¿¡eh!?

otra del Asterisko

de Asterisko el monito

Cuando una se pone a escribir se da cuenta de que sí, que en el fondo siempre hay un par de temas que siempre estuvieron ahí y que van a seguir estando. Es una especie de repetición y también de persecución, me pasa con lo de ser mujer. Y lamentablemente, se los digo en serio, con el tema de la dictadura.

Y es que soy de los 80tas, de esa oscuridad reinventada y modernizada por un régimen dictatorial que logró convertirse para la historia de la humanidad en el paradigma de la crueldad no solo de las dictaduras sudamericanas, y que hasta el día de hoy me sigue entregando a gotitas su veneno.

El 15 de junio se conmemoran los 20 años de la masacre de corpus cristi, o como le llamaron los servicios secretos, de “la operación Albania”. Ese día – y me enteré ayer de los “detalles”, leyendo un diario chileno- se llevaron a algunos de los participantes en la resistencia chilena, los torturaron y después los mataron haciéndolo todo pasar por un enfrentamiento armado. Allí cayó un compañero mío de universidad. Han pasado 20 años, y su hijo hoy tiene más de 26, creo. ¿Qué edad tendría Ricardo Silva entonces? 28? Quizás.

Resulta que a Ricardo es imposible recordarlo, verlo en mi cabeza, sin pensarlo con una cervecita en mano o tirados en el pasto guitarreando, o flirteando con alguien (era bastante buenmozo). Es imposible no recordar el total asombro que nos pegó en la cara la mañana que llegamos a la facultad y nos estaba esperando la noticia. Muchos de los que andábamos metidos organizando lo que fuera en contra de la dictadura, nunca lo creímos en primera fila, por sus responsabilidades de padre y su matrimonio. Sabíamos que se contaba con él, pero no pensamos que hacía rato estaba bastante más allá de lo que, por lo menos yo, me atreví nunca. A lo mejor el diría que justo por sus responsabilidades de padre.

Tengo clarito que es por gente como él, que hoy en Chile hay “democracia”, aunque nos quieran hacer creer cualquier otra cosa. Las comillas van, porque no hay nadie, ni preso siquiera por estos crímenes. Solo un militar está en prisión y por otro delito, demás está decirlo, de la misma calaña.

Pero así no es la vida, así no es mi vida por lo menos. Quiero decir que también se contaba con él para participar en el “Mr. Culo” que organizamos, aunque tuviera que pedir una billetera para tener algo que mostrar- era reflaco, el flaco- o se contaba con él para el grupo musical que formamos, y el se ponía al lado mío porque decía que sino desafinaba, y hasta conté con él una vez que mi Mamá y yo tuvimos una tremenda pelea de las silenciosas, eso si, y fue Ricardo el que me pagó la matrícula. No sé si me entienden, no sé si soy clara, pero con Ricardo se podía contar.

Así si es mi vida, así es la vida aún cuando no miremos lo que no queremos ver. Mi vida es una mezcolanza de hechos tristes y hechos alegres, es divertida y aburrida. Así es. ¿Ven que no lograría jamás NO hablar de política en mi blog?

El 15 de junio habrá un montón de gente en Buenos Aires tomándose hasta el pulso, espero, y riéndose y contando anécdotas y, espero, se acuerden de mí para bien. Ellos celebrarán el día internacional del comentarista de blog. El día 15 en Santiago de Chile habrá un grupo de gente cantando, leyéndose poesías y mostrándose los hijos, en la Facultad de Farmacia de la Chile. Entre ellos estará el hijo de Ricardo. Se van a reír, y van a pasarlo bien, aunque una vez más tendrán que pasar por recordar que si Ricardo no está, es porque lo mataron. Van a descubrir una escultura en honor de Ricardo. Espero que en Santiago también se me recuerde para bien.

Yo por mi parte, ese viernes, voy a participar de una comisión de vecinos que se organiza para que nos devuelvan una plaza de juegos para niños en mi barrio del Östeberg, y voy a llevar al mío a sus clases de música a la tarde, ah! Y voy a lavar el auto que ese día me toca devolverlo. Y a la noche, a ver si salgo con una amiga, con ella me puedo tomar una copita y recordarlo todo, en una sola sopa de vivencias sin que se me caiga nada, nada. Así no más es la vida, o por lo menos la que a mi me toco vivir.

Ricardo y Cristian Ricardo y su hijo, Cristian.

Un día van a llegar y me van a decir que no, que esto no lo debo comer, que esto no lo debo hacer. Un día va a ser vox populi lo ridícula que me veo tomada de la mano y caminando por las calles con mi pareja. Besarse en público, cuando más les parecerá dulce, eso si nada de dejar vislumbrar un atisbo de pasión, que eso dará asco. Llegará el día en que me digan que no, que ya esto no, y que lo otro tampoco.

El día en que el puesto de trabajo no sea para mi, aunque nadie me pregunte si soy capaz aún de cumplir con él. Simple y llanamente, ya no.

Va a llegar el día en que por decreto de los otros, sin atender a mi cuerpo que también me traicionará sin contemplaciones, me mandarán a casa por ridícula.

A lo mejor, y solo para seguir siendo quién soy, para horror de parientes cercanos y lejanos y todos aquellos que desde que tengo 25 me recuerdan mis limitaciones de acuerdo a mi fecha de nacimiento, digo, a lo mejor en ese momento me da por dedicarme al Rock.

Si tengo suerte, claro. Sin dientes la trompeta se hace difícil, y con artritis la guitarra es una tortura, pero siempre seguir cantando al sol será una alternativa.

( The Zimmers, Click!)