Geko

La motivación (o yo no siempre soy responsable de las ideas que se me ocurren):

En diciembre a mi cuñado le publicaron una historia de las que escribió en su blog, ¡en el diario regional!!!! ¡Qué bombazo! ¡Qué alegría familiar! … ni les digo mejor.

Desde que mi mamá se sacó la foto con García Márquez que no teníamos una alegría así.

La historia publicada era una donde cuenta como, cuando iba a comprar el regalo de navidad para su señora esposa y acompañado de su hija de 8, logró que la niña no dejara de creer en Santa Klaus a pesar de que le entraron dudas al ver a su padre en esos menesteres.

Creer en el viejito pascuero- como le llamamos los chilenos- con 8 años no es fácil, pero mi cuñadito dice que es fácil convencer cuando tú mismo estás convencido. El dice, con 40 y tantos, que todavía cree. O sea, no es cosa de ponerse a discutirles sobre la necesidad de aceptar cada etapa nueva de madurez en los hijos, y ni hablar de la conveniencia de aceptarlas también en uno mismo. El está firme en sus creencias. Consecuente y monolítico.

Yo pensé entonces que talvez a mi también me publicarían en el diario algo de lo que yo converso con mi hijo… y me puse a pensar que él y yo conversamos mucho, material había.

Los juegos (son necesarios para el desarrollo de la personalidad… y sinó igual a los padres no nos queda otra…):

Adrián y yo tenemos un camino de algo así como veinte minutos del centro de la ciudad a casa. Muchas veces él quiere que juguemos a algo, en general, juegos de roles.

No es que todos los juegos me gusten. La mayoría de las veces estoy cansada y me gustaría recorrer ese camino en silencio, pensando y preparándome para lo que la vida me va a poner en la ciudad, pero ya saben, muchas veces creo entender que lo mejor es jugar rapidito y ponerle un final al juego lo antes posible y que así me queden un par de minutos de silencio. Si YO soy el adulto, debería poder llevar la batuta en esto, almenos.

Pero el juego que menos me gustaba- hasta ahora- es el de las lagartijas. Hoy que se me pasó la mano con la historia y ya me empezó a gustar. Somos dos lagartijas que conversan de la vida, yo pregunto por la familia, cuantos hermanos son y eso. Hoy yo tenía 400 hermanos pero Adri dijo que ellos eran 2000, yo le dije que nosotros eramos también más de mil, pero que pasó un pájaro y se comió los huevos que puso mi mamá y quedamos 400. Adri contestó que en realidad ellos eran 3, que todos los demás también se los comió un pájaro, que la mamá alcanzó a tomar en las patas a tres hijos y esos son los que se salvaron.

La cosa es que yo en un accidente con hielo, perdí la mitad de la lengua y dependo de este otro lagartija para comer… por suerte es generoso y comparte las moscas… yo vivo con mi mamá justo por lo del accidente, solo con su ayuda puedo seguir con vida, especialmente porque al lagartijo solidario este no lo veo mucho, o por lo menos trato de no verlo mucho. De vez en cuando pasa un pájaro y nos come la cola y otros horrores que nos separan por un par de tardes, y además muchas veces llegamos a casa y se acaba el juego.

Lo dicho, hoy le propuse matrimonio al lagartijo, así se soluciona el problema de la comida y podíamos tener hijos, pero él me preguntó si yo era macho o hembra… y no aguanté lo de responderle: ¡macho!

Es que Adri está pasando por la etapa en que nicagandoelesniña, entonces me quedé esperando a ver que me contestaba, especialmente porque estábamos solos… me miró y me dijo:

– podemos, pero somos “Schwul” eso si… (La palabra para homosexual en alemán)

– ¡Ah! ¿tu también eres macho? Podemos casarnos pero no podemos tener hijos entonces…

– ¡pero podemos adoptar! yo ya he visto unos niños que me gustan mucho

– ok. pero fíjate bien, porque yo conozco a uno que eligió de hijo un lirón, y los lirones se agarran a la mamá y una lagartija con un lirón colgando… imagínate que la primera vez le quebró dos patas a su mamá adoptiva…

– ok me fijo…

En eso estábamos cuando por suerte llegamos a casa. Tengo el cerebro seco después de esto, lo único que se me ocurre es adoptar un elefante y terminar con el tema.

Y no creo que nos publiquen nada, este tema no le puede interesar a nadie.

—————————————-

La foto fue sacada de una página de foros que se llama Acuarios de Costa Rica y le pertenece al moderador del mismo. Gracias, que dios se lo pague con muchos hijos como el mio… todos varones, claro.

Anuncios