Por suerte, cada vez que digo “sentimientos” y me responden “tristeza”, yo me acuerdo de dos cosas que me hacen sentir mucha ternura y al mismo tiempo me hacen reir, y además grafican justo lo que quise decir antes…

Uno es el dicho de una amiga colombiana cuando alguien le cuenta penas, ella dice: Ah! no, “no me hablen de tristezas cuando vamos pa’l cementerio!” y si le insisten, agrega, Ah! bueno pero “si nos vamos a morir, vayámonos enterrando…”

Lo segundo es esta película, a ver si se acuerdan, es la del chico que le gusta jugar con la muerte y la vieja amada que se le muere de deveras.

Agradecimientos al Guty.

Anuncios