Nada que agregar.

Me voy y tengo la cabeza vacía… o mejor dicho llena pero de nada que sirva ni para contarlo en un blog. Les dejo a los lectores y amigos lo que ven: es lo que hay.

Yo enfilo para el sur y vuelvo en dos semanas por donde me fui.

Nos vemos, espero… y que los dioses nos sean favorables.

Anuncios