You are currently browsing the monthly archive for septiembre 2008.

Problemas.Nada grave, pero están ahí.

No sé cuanto tiempo voy a necesitar para que mi nuevo trabajo, nueva escuela de mi hijo y el cambio de horario en mi vida, se estabilice y me parezca normal, pero como se ha dado y desarrollado este espacio tengo la sensación de que debo avisar que no estoy muy seguido por estos lados y aunque sigo con la cabeza llena de temas y cosas de todo índole, no tengo paz interna para darme a los comentarios y otras finesas que caracterizan este bloj.

Eso si, les aseguro que en cuanto se organice el asunto vuelvo a aparecer y ojalá que todavía quede alguien por acá para conversar.

Disculpen, pero cumplo con un par de responsabilidades y vuelvo a jugar con uds.

Un beso.

( Acá una muestra de las cosas que tengo en la cabeza en estos días y que no tengo tiempo de decantar, para que vean que es verdad lo que les digo:

Leer el resto de esta entrada »

qué riiico!

qué riiico!

Los alemanes no aceptan que su idioma sea difícil de aprender de adultos, ellos creen que es cosa de nivel cultural o social.

La gente es igual que en otros países, creen que si un extranjero no habla su idioma como uno más, es por incapaz o por falta de interés. Yo aún siendo buena en este, mi segundo idioma, tengo acento y se escucha que tengo un pasado en otro lado, aunque no exáctamente de donde.

Mi amiga U. estudió filología inglesa, lo que se une a que los alemanes aprenden muy bien este idioma desde el colegio, lástima que no se enteran de que tienen acento alemán y que no son como los hablantes nativos hasta que les toca vivir en países de esa lengua. O sea, la mayoría sigue sintiendo a los extranjeros y sus acentos como “ineptos”, pero ellos se creen fantásticos, perfectos en los idiomas que aprenden.

Justo esta amiga, a la que conocí en la universidad y que siempre me quiso a pesar de mi “defecto” con el idioma, decidió hace 3 años irse a vivir a Inglaterra, además fue- como yo- porque se casó con uno de allá y hasta cambió su nombre alemán por uno inglés.

Ella y yo hemos viajado juntas, cuando viajar era partir con dos pesos (Groschen) en los bolsillos y ni idea de como lo lograríamos, y así descubrimos lo caóticas que somos juntas.Nada nos resulta a la primera cuando estamos juntas, pero NUNCA nos hemos peleado en circunstancias adversas. Es la mejor compañera de ruta que he tenido.

Nuestro viaje a Viena a dedo, es de antología.

Leer el resto de esta entrada »

Hay canciones que cuando las escucho no me lo creo que hayamos- plural, si señores- tenido tanta fe. Sería la juventud y la poca experiencia, digo yo.

Me acuerdo de una anécdota de alguien famoso, creo un músico, pero no estoy segura… este señor en cuestión se casó con una mujer mucho más joven y se llevaban bastante bien, y lo principal, parecían enamorados. Un día cualquiera, este señor sorprendió a sus amigos de toda la vida por segunda vez- la primera fue al casarse con una mujer mucho más joven- les comunicó su separación.

Alguno se atrevió a preguntarle por qué, por qué no funcionó, y él tratando de encontrar una razón, algo tangible que ofrecer respondió: “… ella… no conocía las canciones…”

( Y con esto no termino el ciclo, porque ya saben, es septiembre el mes de las patrias y además el blog es mío.)

Por quien merece amor

de Silvio Rodríguez

Leer el resto de esta entrada »

Otra vez es once de septiembre… habría que decir algo… que no se ha hecho justicia, que hay gente sin enterrar sus muertos, que todavía te puedes encontrar con los torturadores por la calle y pensar que tendrá un día una tumba  donde no faltará un pelotudo conchesumadre que le irá a decir al oido muerto que por salvar la patria está bien matar, que la bandera no la mancha nadie… y así… los humoristas harán sus bromas, algunos darán rienda suelta a rabias no identificables con lo que pasó ese once de hace 35 años… y el mundo entero hablará del otro once.

Sería tan bueno que simplemente se hablara de crimenes de lesa humanidad y se actuara en consecuencia. Por ejemplo.

Este post se autodestruirá en 24 horas, no vale la pena que comente… y si lo hace, lo hace bajo sus propios riesgos, esto es solo un ejercicio mío para decirle a quien quiera leer que:

NONONO

YO SIGO SIN OLVIDARME DE NADA

NO ME PIENSO CALLAR

LES VOY A SEGUIR ECHANDO A PERDER SU IMAGEN DE DEMÓCRATAS EN EL EXTRANJERO Y DONDE PUEDA

NO LES CREO EL MILAGRO MIENTRAS HAYA POBREZA; NI LA DEMOCRACIA MIENTRAS HAYA DESAPARECIDOS

Y NO ME VENGAN CON EL CUENTO DE QUE AHORA NO SE PUEDE: HAN PASADO 20 AÑOS Y NUNCA ENCONTRARON EL MOMENTO.

No sé los demás, pero yo respondo por mi, porque mejor escribir esta porquería de post antes de que se crea que todo está calmado y que ya la cosa no motiva a nadie.

Y pasé rapidíto a ver mis mails, porque estoy renovando algunas cosas antes de la entrada de Adrián al cole nuevo y yo al trabajo nuevo y no tengo tiempo de quedarme tonteando por internet. Perdón.

Estoy bastante ocupada y preocupada… y en eso, mi “jefecita” nueva me manda este mail. Me hizo tanto bien reirme … en algunos casos de veras que de mi misma, que a veces me estreso y me trato mal por no hacer un poco más de ejercicio, o festejar un poquito menos. En fin.

Si alguien sabe quien lo escribió, que avise, así le damos su mérito. Muy buena.

Esto es para todos esos adultos contemporáneos pseudo-intelectuales, neuro-hipocondríacos …

Dicen que todos los días tenemos que comer una manzana por el hierro y un
banano por el potasio. También una naranja para la vitamina C, uchuvas
para bajar los triglicerios, una taza de té verde sin azúcar por los antioxidantes, prevenir la diabetes, el cáncer y adelgazar. Ah! y un plato de avena para bajar el colesterol.

Incluye en el desayuno una cápsula de Omega3, otra de vitamina E para la piel, D para prevenir la osteoporosis, complejo B para evitar espasmos musculares, A para los ojos, y fósforo para que no se te olvide ninguna.

Todos los días hay que tomar dos litros de agua. (Sí, y luego mearlos, que lleva como el doble del tiempo que llevó tomárselos).

Todos los días hay que tomarse un Actimel o un Yogurt para tener “L..Cassei Defensis”, que nadie sabe qué carajos es, pero parece que si no te mandas un millón y medio todos los días, empiezas a ver a la gente borrosa.

Cada día una aspirina, para prevenir los infartos, más un vaso de vino tinto para lo mismo. Y otro de blanco, para el sistema nervioso. Y uno de cerveza, que ya no me acuerdo para qué era. Si te lo tomas todo junto, por más que te dé un derrame ahí mismo, no te preocupes pues probablemente ni te enteres.

Todos los días hay que comer fibra. Mucha, muchísima fibra, hasta que logres defecar un sweater.

Hay que hacer entre cuatro y seis comidas diarias, livianas, leyendo las
etiquetas para asegurarte de que no contengan grasas trans ni preservantes,
sin olvidarte de masticar cien veces cada bocado. Haciendo un pequeño
cálculo, solo en comer se te van como cinco horitas. Ah, después de cada
comida hay que lavarse los dientes: después del Actimel y la fibra
los dientes, después de la manzana los dientes, después de la banana los
dientes… Y así mientras tengas dientes, sin olvidar pasarte el hilo dental
masajeador de encías y buches con Listerine…

Mejor amplía el baño y mete el equipo de música, porque entre el agua, la fibra y los dientes, te vas a pasar varias horas por día ahí dentro.

Hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, veintiuna. Te quedan tres, siempre y cuando no te agarre algún trancón.

Según las estadísticas, vemos tres horas diarias de televisión. Bueno, ya
no puedes porque todos los días hay que caminar al menos media hora (dato por experiencia: a los 15 minutos vete devolviendo, si no la media hora se hace una).

Hay que cuidar las amistades, porque son como una planta: hay que regarlas a diario….Y cuando te vas de vacaciones también, supongo.

Además, hay que estar bien informado, así que hay que leer por lo menos dos diarios y algún articulo de revista, para contrastar la información.

Ah!, hay que tener sexo todos los días, pero sin caer en la rutina: hay que
ser innovador, creativo, renovar la seducción. Eso lleva su tiempo. ¡¡Y ni
que hablar si el sexo es tántrico!! (Al respecto te recuerdo: después de
cada comida hay que cepillarse los dientes)

También hay que tener tiempo para barrer, lavar la ropa, los platos, y no
te digo si tienes perro o mascota … hijos?!.

En fin: a mí la cuenta me da unas 32 horas diarias. La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez, por ejemplo: Te duchas con agua fría y con la boca abierta así te tomas los 2 litros de agua. Mientras sales del baño con el cepillo de dientes en la boca le vas haciendo el amor (tántrico) parado a tu pareja, que de paso mira la TV y te cuenta, mientras barres. ¿Te quedó una mano libre? Llama a tus amigos. ¡Y a tus padres!!
Tomate el vino (después de llamar a tus padres te va a hacer falta)… y otra vez los dientes…

El BioPuritas (ceral uruguayo) con la manzana te lo puede dar tu pareja mientras se come la banana con el Actimel, y mañana cambian, y menos mal que ya crecimos, porque si no nos tendríamos que clavar un ALPINITO Extra Calcio todos los días.

Uuuuuf! Pero si te quedan dos minutos, reenvíale esto a los amigos (que hay
que regar como las plantas) mientras tomas una cucharadita de Total
Magnesiano, que cae tan bien… Y ahora te dejo porque entre el yogur, el
medio pomelo, la cerveza, el primer litro de agua y la tercer comida con
fibra del día, ya no sé qué estoy haciendo pero necesito un baño urgente.

Ah, voy a aprovechar y me llevo el cepillo de dientes.

Si ya te envié este mensaje y te llega doble es el Alzheimer que a pesar de tantos cuidados no lo puedo combatir!!!