Ayer a la mesa de la cena, comentabamos como nos había ido ese lunes, lleno de cosas que preparamos durante el fin de semana.
Adri un examen de mate, D. un montón de cosas de la oficina y yo que tenía que rematar un trabajo con mucha gente.
Todos estabamos contentos pero cansados.

Entonces Adri va y resume:

Parece viernes.
En realidad este lunes es un viernes estupendo.

Cierto.

Sino fuera porque le siguió el martes y  quedan los preparativos de navidad. Ay!

Anuncios