You are currently browsing the monthly archive for febrero 2009.

No reaccioné de inmediato, pensé que era mi hijo quien me hablaba,  cuando estaba clarito por la cara que tenía de viejo de mierda, que era un señor importante y dueño del balcón con cocina de plástico que forma parte de mi departamento.

O sea, enano entró sin previo aviso en trance y se convirtió en mi arrendatario.

– Sra. Pal tiene una semana para dejar esta casa.

– …

– La cocina esta es un asco, está toda rota!

– …

Claro, si es su regalo de Pascua de resurrección de hace 7 años atrás, pensé.

– Ya, se va nomás. Se acabó el contrato.

– Bue, me voy, pero las leyes dicen que me puedo tomar un mes por año de arriendo, así es que espérese sentado que salga de aquí con mi cocina.

Eso era lo que estaba esperando que le contestara, porque me encasquetó altiro la respuesta.

– Mire doña Pal: yo soy pariente directo de la Sra. Angela Merkel.

– Juas! y te creíh que pa’la Merkel no corren las leyes como para todos los demás en Alemania? Ya cabrito, sientate a esperar nomáh.

La cara de desconcierto estaba de sacarle foto. Je! esto es un Estado de Derecho. Ni en juego le permito a enano que no me respete las leyes de arriendo. JE!

Cuando se le volvió a iluminar la cara supe que estaba perdida, igual no me la esperaba.

– Mire Doña Pal. Yo soy pariente lejano, lejano de Barak Obama.

Chu… hasta ahí llegué.

Este sábado saco la cocinita de plástico y la llevo al basurero munocipal. No vaya a ser cosa que le dé por jugar a Guantánamo conmigo.

Me acuerdo de mi madre contándome que los gringos le ponían azucar a la ensalada. Qué cara de asco contra los incultos que poníamos! Puaj! como pueden, pensábamos.

La misma que puso mi marido cuando le conté que en Chile se comen humitas- especie de tamales- y se les pone azucar, y todo con una buena ensalada de tomates con cebolla picada pluma al lado.

La famosa ensalada existe acá también, pero lo mejor es que mi marido no se acordó antes de poner cara de asco, que ellos le ponen mermelada de bayas silvestres al jabalí, o al ciervo. La caza se come con mermelada.

Parece que no somos capaces de vernos si no viene alguien y nos lo hace notar.

Ayer Adri me comentaba que en el colegio se hablaba de la costumbre en otras culturas de bailar con máscaras. Ellos pensaban en áfrica, el carnaval de Oruro o quien sabe en que “cultura autóctona”, no se les pasó por la mente Venecia, ni menos lo evidente: Adrián lo que más odia del baile en las calles de su carnaval es justo, justo esas máscaras de brujas hechas en madera!

Yo se lo hice notar y le advertí el contenido racista que esto encierra. Con mi deber no más cumplo.

Lo que definitivamente me llevó a comentárselos en este blog, es una columna en el diario de hoy.

Un sr. Ganderats que pueden mirar acá: CLICK, nos cuenta que en España se editó un libro sobre “la historia del canibalismo”, por supuesto que del canibalismo en España o Europa, ni una palabra.

Este señor nos ofrece entonces un pasaje muy interesante en  un documento castellano de la época de Alfonso X que estuvo vigente hasta el siglo XIX, en el que en caso de extrema necesidad se autoriza al dueño de castillo a comerse a su hijo antes que entregar el castillo, off course! Plop! Juajajaja y etc.

Incluso se le considera tan civilizado al asunto que se encuentra entre documentos llevados y llegados a las indias occidentales. O sea, nosotros.

Por otro lado cuenta como a Gabriela Mistral- la premio Nobel de poesía-  la sacaron a patada el culo de su cargo de consul chilena en Madrid, cuando se hizo pública una carta privada escrita por ella, en la que contaba como Unamuno abogaba por la desaparición de todos los indígenas americanos, o como Pio Baroja insultaba cuando podía a estos mismos. Pobre Gabriela.

Bueno más pena me daría, sino fuera porque justo a la Mistral le conozco unas cartas en contra de los españoles que no son ni Baroja, ni Unamuno y contra los chilenos que tampoco yo tengo la culpa.

Qué terrible son los prejuicio.

La Arendt dice que son prejuicio aquellos comentarios independientes de nuestra propia experiencia, aquellos que comienzan con “se dice…” “dicen que…” Yo le agregaría, que son aquellos comentarios que engloban y generalizan mirándote a los ojos, aquellos de los que no te puedes defender porque están basados en observaciones que incluso podrán valer para el grupo, pero que no puedes transmitirla al uno/ una. Y ahí está una cuando alguien me dice: es que uds los chilenos… y yo tiríto!

Y la Arendt sabía de esto, era judía.

Estamos en carnaval.
Vacaciones de colegio y lunes de rosas, martes de no sé que y miércoles de cenizas.
Adrián cree que yo soy capaz de disfrazarlo de lo que él quiera. Y así ha sido siempre.
Y cada año la apuesta de mi hijo es más alta.
Pero lo logro, porque en realidad Adrián ve lo que yo veo en un par de medias blancas: orejas de conejo, o en la polera café de su padre: un águila imperial. Así cada año siento curiosidad por saber que quiere y como lo voy a lograr.
Ha sido dragón, águila, conejo de pascua de resurrección, fantasma de castillo, Robin Hood y alguna cosa más que no recuerdo.
Este año es fácil, gracias a las famosas brujas que por este carnaval típico de la zona donde vivimos, abundan. Un carnaval más bien alsacio, diría yo. Tendría que mirar como le llaman y cuál era el centro desde donde se desarrollo, pero afortunadamente esto es un blog y escribo las cosas a medias si me da la gana. Me da.
Digo que Adri tiene una especie de guerra con las brujas que se especializan en chicas jóvenes y niños pequeños. Si están graciositas los agarran y los despeinan y pintan y suben al carro… ¡pobre Adri! ¡Como sufre! Las odia… ¿por qué sale entonces a la calle en día de carnaval?
El disfraz, los dulces, la música, la gente alegre por las calles, los amigos. Irresistible para el pobre.
Este año digo, decidió que será caballero andante, Ritter, y que con la armadura puesta a ver si las brujas se atreven contra su espada.
Yo le aconsejé que dejara la de Yedi en casa y llevara la de goma, pero él quiere llevar la de madera.
Ya veremos como le va y si como todos los años termina llorando, o todos en la cárcel.
Carnaval es así, nunca se sabe lo que finalmente va a pasar, ni tampoco si será divertido.

Les aseguro que con 37 segundos están listos.

… y mesié es informático y entre 35 y 45, todavía.

Hubo tiempo pa’conversar y salir abrazados a almorzar, hicimos un día de novios.

Parte I:

Por las características de mesié, lo llaman matiné, vermut y noche pa’encuestarlo. El dice que solo contesta a quienes le pregunten sobre “ciencias de la información y medios de comunicación” . Pero yo lo he oído contestando que vino toma!

Porque este caballero es lo que es, no tenemos tarjetas del cliente de ninguna parte, y nunca me regalarán una jabonera por 1000 puntos, o un quitasol por 3000. No.

Hoy conversabamos sobre Facebook. Yo leí que la clausula en que fb se apropiaba de todo lo que alguna vez se hubiera puesto en esa plataforma aunque te hubieras borrado, se retiraba. Zuckerberg (=Cerro de Azucar) reconocía “no haberse explicado bien”.

La cosa es que la gente que entra a fb quiere contacto social, en general es un juego y eso es lo que me para los pelos. No que la gente juege, sino que es “1980” de Orwell, todo se sabe allí. Y aunque no tengas nada que ocultar, quieres realmente entrar a un lugar donde no sabes quien está y escribir en una pizarra?:

Soy xxx

tengo xxx

me gusta comer xxx

hoy estoy xxxx

mi mejor amiga xxxxx

con todo y fotos varias?

A parte que yo no quiero encontrarme con nadie que no me busque explícitamente. Yo soy capaz de contactar a los que quiero también de manera directa. (Acá profundos agradecimientos a mis padres y señores profesores, en particular a la sra. C. Herman- nombre cambiado por la redactora- de mi escuela básica en Ñuñoa, que me hicieron tan saludable y decidida… en esto.)

Yo le preguntaba a mesié, cuál es la diferencia con sus malditas encuestas telefónicas, que no dejan de hacer sonar nuestro teléfono. Según el, las encuestas son anónimas.

JA!

Esa inocencia primermundista que se lo come con papas fritas. Pero si tienen tu teléfono poh! güeón, como va a ser una encuesta anónima!

Si, me dijo- sin darse por ofendido- pero todo lo que pase o no, está regido por las leyes alemanas y los derechos del consumidor en este país, y si las violan para eso hay grupos de consumidores y de gente como los de Foebue o Chaos -léase Caos- computer club que siempre estarán para iniciar alguna protesta.

A los de Chaos ya los conocen seguro, porque son famosas sus sacadas de dinero y devueltas del mismo, para chequear la seguridad de los bancos, por ejemplo. Hoy en día son expertos en seguridad invitados a congresos de especialistas, a mostrar lo que hacen, pero empezaron siendo simples anárquicos alemanes que no querían aceptar las cosas como se iban dando en esto de la informática.

Foebue son otros que tomaron una de esas tarjetas para el cliente, que acumula los datos de las compras de una persona y en “agradecimiento”, los negocios, te dan algún regalito, de acuerdo a los puntos acumulados. Lentamente ramas enteras del comercio han empezado a utilizar todos la misma tarjeta. Los de Foebue reprodujeron una de estas tarjetas y las repartieron para boicotear el sistema. Así ya no se podía lograr el “avance” que significa con respecto a las encuestas telefónicas, esta forma de recolección de información, que es la personalización.

La tarjeta, payback, reaccionó haciéndose personal e intransferible.

Yo me acordé de la vez que el ministro del interior pidió que se tomaran las huellas dactilares como medida de aumento de la seguridad ciudadana y otro grupo de ciudadanos fotocopió las huellas dactilares del ministro y las ofreció para que cualquiera pudiera usarlas! juas! Así de seguro es su método, le dijeron con esto.

En Alemania hasta ahora no se le tomaban las huellas dactilares, más que a los que habían tenido problemas con la justicia, pero no como en mi país, a todo aquel que saque carnet de identidad.

Y entonces? que me quiere decir mesié con esto de que las encuestas telefónicas si y facebook no?

Me dijo que facebook está regulado por su lugar de “base” y eso es USA. Otro país, otras leyes, otras costumbres- Guantánamo y la CIA por si no me acordaba- y que allí el no quería tener que ver.

Lo otro… bue… lo otro es la vida misma, tiene sus riesgos, pero en algún lugar tiene uno que poder decir que el programa xxx de la tele es una porquería, y que el sofwear libre es lo mejor. Para eso estaban las encuestas por teléfono, que a mi tanto me molestan y el insiste en contestar.

Yo le pedí que conteste él el teléfono un poco más y no me deje a mi con la multitud de encuestadores que me preguntan a que hora vuelve y que de mi pasan como de la mierda, y que de todas maneras con facebook no me meto.

De todas formas pronto saldrá de la región de los encuestados y el teléfono dejará de sonar a cualquier hora preguntando por él y a que hora llega.

Parte II:

Y el Blog? Le comenté.

Leer el resto de esta entrada »

Podria una mostrar solo esta imagen... o...

Podría una mostrar solo esta imagen... o...

El otro día conversando con la Gin, me decía de lo nacionalistas que perciben los argentinos a los chilenos, y me quedé pensando… lo de la idiocincracia nacional es un tema que da de sí en cualquier lugar del mundo y en cualquier cultura, sea lo que sea que signifique.

Todo porque me toca leer sociología y sus análisis, y a veces se desborda por lo cultural. No me gusta mucho.

Y le comentaba que cuando se produjo la discución del caso de Argentina, en mi grupo de estudio, y se remató con “los argentinos por idiocincracia- cultura, dijeron- no le tienen paciencia a ningún gobierno. Así, como con el Chavo del ocho.

Yo agregué simplemente que las instituciones en NUESTROS países no se han ganado la confianza de nadie. Aunque reconozco que más continuidad ha habido en otras partes, pero lo cultural, con mucho respeto mis queridos alemanes tapa algunas otras características del sistema, las que a lo mejor aclararían mejor la situación.

También los españoles, los italianos y los franceses son dados a la confrontación y el bloquéo, y sin embargo no todos los destinos han sido iguales.

Misterio profundo es tanta confrontación, en un país que desde la revolución que les sacó de encima al Kaiser son amantes apasionados del acuerdo, malo o regular pero acuerdo. Yo diría que hasta durante la segunda guerra se les manifestó la característica, con perdón de la gloriosa resistencia, la Rosa Blanca y afines, y con mis recuerdos a los espartaquistas y a Rosa Luxemburg durante la mencionada revolución.

Como soy tan coherente  ;) , mis pensamientos se fueron a la charla de café o de chat, y me quedé pensando que para mi una de las características de los chilenos es hablar mal, pésimo más bien,  de nosotros mismos. Sobretodo si eres eterno marginal, ahí peor, ahí si que barres el piso con el país. Yo que soy de estos, les agrego:  con mucha base y razón, eso si.

Estamos aburridos de nosotros mismos, no nos aguantamos.Nos caemos mal.

Pero a lo mejor todo cambió y realmente el país ha dejado esa costumbre atrás y solo los sociologos aún la conservan. Y los marginales, claro. Hace tanto que no estoy en Chile y 20 que no vivo allá. Qué sé yo realmente!?

En eso estaba cuando apareció este artículo (CLICK) en el diario. Es de una señora que recopiló los artículos de destacados nacionales que escribieron sobre nosotros en distintas etapas del país, por supuesto MAL de nosotros.

Ella por su parte me cumple dos clichés más que tengo de mi tierra, el primero es la comparación con Argentina, Maradona incluído y lo segundo, cuando le preguntan “y? nada bueno que decir?”,  a ella no se le ocurre nada: nix, niente, nada, poh!.

Ortega y Gasset- dice la mitología- tenía razón: nadie habla peor de los chilenos que los chilenos.

Yo les agrego un tercer cliché: a los chilenos les gusta hablar de estas cosas, de la famosa identidad nacional. Por algo será.

ps: estabilidad económica y política no lo es todo en esta vida.

..o mostrarles esta, una hora después...

..o mostrarles esta, una hora después...

Fotos en y de wikipedia.