Lo peor de que las amigas del barrio nos lean el blos, no es el hecho, sino que después nos mandan al mail los comentarios y a veces valen la pena su publicación.

Yo comparto con ud. lo que Z. me mandó esta vez.

Ella, como siempre, poetica.