No me molesta que sea de derecha- bue, si me molesta, pero me aguanto- lo que me molesta es que sea un populista de los peores, un ladrón condenado por la justicia, cosa que todo el mundo sabe, que mienta diciendo que en su gobierno no entraran los violadores a los derechos humanos, porque ellos eran quienes lo apoyaron y ahora van a recibir, porque esa es su lógica.

Me molesta si, si, la manera de elegir el candidato del (ex)gobierno. Si, me molesta, el sistema de me toca a mi y ahora a ti, y ahora a mi y ahora a ti, sin considerar lo que las posibles “bases” pudieran querer.Y por eso los castigaron. Y se castigaron  a si mismos- ese 15 % que no se esperaba- al elegir a un impresentable. Una manera de político que creímos dejar atrás, en otras épocas.

Una concentración de poder económico, público y mediático muy peligrosa, no somos Italia como para aguantar un Berlusconi  de jardín, y pasar sin que nos dañe.

Y no, no me puedo alegrar de que les dieran a los de la concertación, porque ahora quienes pagarán serán los mismos que sufrieron y nunca han tenido ni a sus muertos para enterrarlos.

Veremos salir de las cárceles a los asesinos presos? capaz, capaz es.

No necesito que sean mis muertos para sentirlos, mis dolores para lamentarlos.Y no me digan que no lo hará. Ojalá pudiera creer que la justicia no lo permitirá.

Me molesta que el poco de justicia que se pudo hacer en estos 20 años deberá esperar 4 años más, porque ni siquiera la constitución del innombrable cambiaron. Ojalá aprendan, ojalá aprendamos.

Y no, seguro que derecho a voto los de afuera en este período presidencial, no vamos a tener. Seguiré en mi papel de irresponsable política, sin necesidad de ir a votar por el mal menor, como hicieron 48 %, o más de mis compatriotas.

Lo único que si sé, es que en 2014 sale por patas, eso está claro, ojalá que el robo, el compadrazgo y la devolución de favores a los militares y los golpistas de entonces- y de hoy- no sea tan grande que se inicie un nuevo proceso de desintegración democrática. La derecha chilena nunca ha separado aguas de su pasado golpista y ahora tienen una razón menos para hacerlo.

Hasta el 2014 entonces. Que nos sea leve, ojalá todo sea mejor de lo que se augura y que todo se quede en un gran susto. Democrático, pero susto.