Será que me pongo pa que me den.

Yo que abro el fb y tate que me encuentro con la noticia que a más de 30 años del crimen y ocultamiento, se celebrarán los funerales durante tres días de los muertos de Lonquén.

Por supuesto que sin participación del Sr. Presidente. El  caballero está, eso si, para la foto reclamando por los derechos humanos en Cuba. (Yo también, no crean que soy ciega) Pero para resolver un caso tan simple como este, NO. Ahora hay que ser sinceros, el antiguo gobierno estaba en todas las fotos, pero tampoco logró meter preso a ninguno de los implicados en este asunto.

Le aclaro que estos de los que hoy hablo, no tenían pistolas en las manos, no tiraron bombas, no se matricularon a nada violento, seguro que porque no los dejaron. Ah! eso si. Quiero pensar en mi gente como los que no se dejan, no como los que aguantan cualquier cosa.

Se sabe cómo, quién y dónde. Pero justo por ser de los primeros años de la dictadura, vale la amnistía.

La ley es la ley y siempre se ha sabido que está para que nosotros, los de acá la respetemos, los otros los de allá, no.

Que le doy a lo de siempre? si.

Y que conste que resistí calladita decir algo el día en que los argentinos conmemoraron, el 24 de marzo. Pero finalmente decidí, perderme, como siempre y una vez más la oportunidad de callarme.

Y lo que pienso hacer es homenajear a los desaparecidos argentinos y a los desaparecidos y muertos chilenos y uruguayos de una sola vez, poniéndoles una canción de Baglietto con letra de Benedetti y la noticia de que mañana se entierran a los muertos de los hornos de Lonquén.

Canté tantas veces esta canción… todavía soy capaz de cantarla y eso que hace 20 años que no la escuchaba:

Debe ser terrible para algunos saber que mientras los que nos acordamos estemos vivos, vamos a seguir preguntando dónde están y seguir pidiendo justicia. Y eso ya me pone feliz! Mira con que poco podemos molestar tanto!