Me gustan estos italianos del año del ñauca. Más hoy día que todo amanecio romántico.

C’è gente che ha avuto mille cose,
tutto il bene, tutto il male del mondo.
Io ho avuto solo te
e non ti perderò, non ti lascerò
per cercare nuove avventure.

C’è gente che ama mille cose
e si perde per le strade del mondo.
Io che amo solo te,
io mi fermerò e ti regalerò
quel che resta della mia gioventù.

Y con esta lloro a mares, a ver si adivinan por qué. Porque Aznavour en el fondo es irónico, pero a mi esto es lo que más me mata, entiendo mejor cuando me dicen las cosas con un dejo irónico. A ver.

De esta les dejo la versión en castellano, simplemente porque les juro que es una adaptación todavía mejor que la francesa original.

El cielo aprisa teje un chal de lana
más no te hieles de temor, mi amor
cuando el invierno apague el sol, mañana
yo te daré calor, yo te daré calor.

Vamos los dos a pasear al Sena
que en sus orillas hay verdor, mi amor
más si la brisa al refrescar te apena
yo te daré calor, yo te daré calor.

Déjame enlazar tu brazo con el mío
y alegre me dirás con dulce emoción
que ya no sientes frío junto a mi corazón.

Si el aire riza sin piedad tu pelo
mi sweater ponte sin tardar, amor
más si persiste el frío en ti, mi cielo
yo te daré calor, yo te daré calor.

Está silbando por Paris el viento
sube conmigo hasta el desván, amor
tu cara en flor alegrará mi aliento
yo te daré calor yo te daré calor.

Puerta y ventana cerraré mi vida
y un dulce fuego prenderé mi amor
ten confianza sólo en mí, querida
yo te daré calor, yo te daré calor.

Y si en el hogar me faltan leña y ramas
con ciego frenesí al verte sufrir
los muebles a las llamas
arrojaré por ti.

Y si la nieve con disfraz de armiño
muerde el cristal duerme feliz, mi amor
que noche y día y al igual que a un niño
yo te daré calor, yo te daré calor.

El cielo aprisa teje un chal de lana
más no te hieles de temor, mi amor
cuando el invierno apague el sol, mañana
yo te daré calor yo te daré calor.

Anuncios