Ayer Adrián y su música a todo volumen me dejaron relajadita… es que no sé uds con los que les tocaron por hijos, pero yo me pregunto del mío, en qué clase de persona adulta se va convirtiendo?
Y es como mirar por las rendijas, y desearle lo mejor, y sonreírle. Y confiar y aceptar.
Ayer escuchaba su musica de casi, casi adolescente y pensaba que me gusta lo que escucha, que es divertido cantar con el.
No todo, ya saben… pero Peter Fox me gusta… es el hijo de una francesa y un alemán… los mezclados despiertan mi simpatía, por razones obvias.
Creo que este mundo será de los mezclados.
Además cantar con mi hijo:
“… basta! si no te gusta cámbialo! ahora vengo yo… dejémonos de blablas y vamos a renovarlo todo… soy más lindo que Bono y soy un hombre del pueblo, vengo a cambiar el mundo, será mucho querer, pero ahí voy… me cansé de mi casa, mis canciones, no me alcanzan, no me alcanza lo que soy… soy el renovador de la escena musical alemana !!!…”
Me encanta, nos hace bien.
Me río… las cosas que la gente canta! verdad?!

ps: Y también me acordé de la hija de Pablo… y de un amigo dibujante, Christiano, que me decía ayer que ser directo no es el camino más fácil… a veces si.