You are currently browsing the monthly archive for noviembre 2010.

Escena del hogar uno
Lo veo aparecer, a mesié lö chiquitín, por el hueco de la escalera, justo debajo de los angelitos de la lámpara. Pasa frente a mi y me dice: “te quiero mucho.” Sigue hacia su pieza, supongo. Se devuelve: “y esta vez así no más, eh! No quiero nada. Es así nomás que lo digo.”
Si sé, le digo.
Sigue su camino.

Escena del hogar dos
No, si yo no soy purista… si yo me fui con la Guadalupe a tirarle agua bendita a la casa del ex, porque ¿qué daño le hace esa mujer a nadie??? Incluso pide cosas buenas para el tipo. Paz interior y tranquilidad.
Menos mal que el tipo no nos pilló. Me imagino la escenita, yo la Lupe y Hans con cara de … quién sabe qué cara. Nosotras bendecimos todo y nos fuimos.
Me da placer pensar que soy capaz de acompañar en esas cosas.

Igual ahora que llevo en auto a la Conchita, fue como mucho que me contara que su perro- en su casa, de sus padres en el sur del sur- la bendijo antes de que ella se viniera. Le respondí con un silencio más cargado que nube de nieve en febrero. Igual de hielo.
Y ni me molesta que le dé gracias al auto por traernos sanitas al trabajo, porque mi papá se encomendaba a la virgen antes de partir de viaje. El viejo eso si le quitaba todo pathos y no hacía participar a nadie de su cuento, simplemente evocaba a la virgen y listo.
Por eso, entiendo que uno dé las gracias por llegar entera.

Yo que hablaría con los muertos más seguido, yo que escucho mis sueños atentamente… pero no fuí capaz de aguantar que se ponga a hablar de que los alemanes son cuadrados para aprender, porque a lo mejor el tipo de la esquina puede ser, pero es que no estaba hablando de cualquiera ni en general, estaba hablando de chicos que serán organizados- no meto mi mano al fuego por esto- pero que si no tuvieran suficiente creatividad y flexibilidad mental no habrían hecho, justo esos de esa universidad, de este país el exportador de tecnología de punta y conocimiento científico que es. (Si, acá no construyen computadores o aplican una operación de transplante de médula espinal, o contruyen un auto o compran un satélite, o aprenden de la evolución de las especies, acá inventan, diseñan, discuten corrigen errores construyen y venden lo que aprenden)
Entonces me parece patética la mina esta, patético que le aplique el mismo criterio a gente con educación (alemana) y a gente de la calle (alemana).
En fin, que como la noto molesta y eso, le pregunto a Mesié si el encuentra que soy arrogante en mis actitudes, porque yo creo que se me nota que la encuentro tonta.

Mesié lo piensa- como siempre que nos tomamos en serio lo que el otro preguntó- y me dice, que no cree.

Le explico, lo del perro y mi silencio, lo de los alumnos alemanes y mi silencio… cuando no somos amigas yo prefiero callarme… aunque sé que digo con esto mucho…también le agrego que se da un rodeo para no tener que bajar escaleras que la obligarían a levantar la maleta con material de clases que lleva… y que yo pienso: cero espíritu deportivo. Yo cargo mochila, no quiero parecer vieja con carrito… aún. Además es bueno cargar, si está bien repartido ayuda a la musculatura…
Mesié me convence y yo llego a la conclusión de que no, no soy agradable, ni dulce, pero no soy arrogante, aunque tal vez lo parezca, pero si la encuentro TONTA COMO UNA PIEDRA, no es porque ella lo sea. Yo no soy arrogante, como ella no es tonta, lo que somos es incompatibles. Nunca seremos íntimas.
Yo la seguiré llevando en mi auto, por solidaridad femenina, de extranjeras y porque trato a otro como me gustaría a mi que me trataran.
Ser colegas no es malo.
Amigas no lo vamos a lograr.
Es bueno tener la mirada de Mesié y de mesié

Anuncios

… un idioma que no es el tuyo.
Que ella no se enteró de nada porque el señor que inauguró la conferencia decidió que hablaría su propio idioma y no otro. La conferencia era de filosofía y el caballero no quiso hablar en inglés, el lo hizo en alemán. Ella piensa que quien pudiendo, aunque peor, mucho peor que el propio, no hable el idioma “común” esta mostrándose por su peor lado.
Yo respondo con mi opinión. Me lo permito, especialmente porque de ello y con ello vivo, del idioma extranjero, de hablarlo (el alemán) y de enseñarlo (el castellano).

Doy clases de español en una Universidad de ciencias aplicadas en Alemania: todas las carreras se pueden hacer desde el principio hasta el final en inglés. A veces tengo “extranjeros” en mis cursos a los que tengo la obligación de atender en inglés (“globish”, que le dicen, de ínfima calidad y que uso con alegría porque es practicar un idioma que me gusta mucho.)
Estudié también acá, en otra universidad, que permite hacer todos los trabajos finales en inglés o alemán y además asistí a seminarios (en los 90tas) de profesores invitados o a conferencias de profesores de esa universidad, en inglés. Cierto, los alemanes tienen un nivel de inglés envidiable.
La reforma que trajo el Bachelor a toda la UE trajo consigo la consecuencia de que el inglés es oficialmente la lengua de la universidad, algo a lo que los alemanes se adaptaron de inmediato, puesto que hasta los 60tas de alguna manera se conservaba la idea de que el idioma de la Universidad debía ser otro: en ese caso el latín, que se sigue enseñando en los colegios que conducen a la universidad- no todos lo hacen- por esta tradición de la que cuento. Haber tenido latín es prestigioso, símbolo de cultura.
Así las cosas, los alemanes fueron los primeros en aplicar la reforma del Bachelor y de los exámenes en inglés, dejando de lado un sistema distinto, y a mi modo de ver, mejor aunque muy lejos de la perfección. Lo hicieron por la “movilidad” que prometía el nuevo y que ellos, dentro de la EU, eran los que menos lo necesitaban.

Y que quiero decir con toda esta historia?
Que los alemanes que no hablan inglés en una conferencia de su propia rama, es porque han decidido protestar, es porque han decidido que entenderse de verdad en cuanto a lo que pienso y trabajo vale la pena, por lo menos, un traductor decente, que los hay.
En filosofía, me imagino una traducción de Habermas y de Marcuse, pero no tengo idea quién puede haber sido el genio que tradujo a Adorno, que existe y es necesario, pero su alemán, es inleíble, indescifrable … por lo menos para alguien que estudió otra rama de las Ciencias Humanas, distinta a filosofía, lo era. Había que tener ganas de leerlo y de entenderlo, y muchas.

Y cuál es mi opinión?
Yo creo que el idioma tiene distintas funciones y que el hablante culto debe tener conciencia de ellas, la comunicación es la principal, pero entender ideas complejas no siempre pasa por simplificarlas. Y que por eso mismo si alguien abre un ciclo de conferencias, lo mínimo es ponerle un traductor, si no, es como decirle: en general, me interesas, pero en detalle, la verdad lo dejamos para otro día. Si me dicen eso, pues les mando un par de libros autografiados y lo hacemos por videoconferencia que es más moderno aún!

Sale más barato que es, en el fondo, el real sentido del este asunto.

ps como dicen que dijo Piccaso a la señora que le confesó que no lo entendía: “el chino tb se aprende”
Y me refiero a una opinión en el muro de Roxana Kreimer, que es una “amiga de FB” llegada vía Duda Desnuda y que parece ser conocida en Argentina.

Siempre que escucho esta canción me río.
La cosa es que no me río de una manera fácil de explicar.
Pasan los años y se van arrumando más razones para reírme.

A ver.
Lo primero es reirme de que creo que es una especie de sueño masculino esto de “organizarse” y un sueño femenino lo de la pareja única. Creo, incluso, que un hombre tiene más recursos sicológicos para “encajar” una infidelidad de su mujer, o una “organización” de múltiples intereses, que nosotras las mujeres. Nosotras preferimos pasar de tan interesante experimento.

Cuando me río de la canción, me río también de la frescura de una generación que cuando descubrío esta diferencia (y la píldora), hasta la hizo canción! JUAS! Y además sé, que lo intentaron: vivir según el sueño.
Vivir en comunidad agregándole sexo, erotismo y/o amor para todos lados fue un soberano desasatre, no me lo nieguen.
Me hubieran preguntado. La poligamia ya es dificil de sobrellevar imagínense lo que deben haber sido esas comunidades!

Por algo se terminó imponiendo más bien la monogamia consecutiva. Menos complicada, más estable.

Dicen las malas lenguas que mi hermano le decía a su mujer (de entonces): “Es que yo soy muy lúdico.”
Mejor que decirle eso de que el “concepto de propiedad privada capitalista” no se debía aceptar en las relaciones personales, que debíamos ser libres… etc etc… Eros y Tánatos para los más freudianos, etc etc. Argumentos nunca faltaron. Siguen sin faltar, apuesto.
Pero en esa época eran realmente enternecedores.

Bueno, yo no soy de esa generación y si me hubiesen preguntado, yo les habría ahorrado el gasto y la desilución. Siempre he sido muy elemental y realista en lo de organizar grupos humanos.

Y me rio ahora de como Aute, el autor de la canción, va cambiando el curso de la divisa elegida para la negociación, que ahora si se llama así oficialmente, negociación, y se utiliza un mediador, realistas que nos pusimos en los 90tas.
Al inicio, Aute, quería cambiarle la mujer al amigo por dos de 15, aquí el 93 ya la cambiaba por dos de 20 y ahora ya no sé si la cambiará por dos de 30. Nos ponemos viejos y nuestros sueños también.

Hay quien de las veinteañeras no pasa, con Aute tengo mis dudas, porque a el, lo considero inteligente y no creo que quiera enrollarse con alguien con quien no tuviera qué decirse en las 23,5 horas del día que le sobran. Ni en canción.
Los hombres de esos años “emancipadores”, los 60tas y 70tas, querían ser entendidos. No le cantaban a la de 15. Aunque Polansky también es inteligente y de esa época, sin embargo…

Me sigo riéndo, porque finalmente, el tipo en la canción es el perdedor haciéndose el pillo. Me da risa pensar que hubo una época en que ser “sincero” era ir y relatar una infidelidad, o pretender vivir con mundos paralelos. JUAS! la inocencia de algunos.
Se olvidan que Shakespeare es un clásico. Como nuestros sentimientos.

Y finalmente, me da mucha risa que -en la canción- los dos amigos sean amigos, que el otro se ría, se ría de la canción que le están cantando.

Ojalá uno pudiera siempre hacerlo así, en este tipo de ocasiones usar una gracia para contar un desastre y cosechar sonrisas en vez de un puñetazo en el ojo.


Lee el resto de esta entrada »

Estoy cambiando plantillas, en medio de un montón de otras cosas, así es que disculpe el movimiento en los próximos días, pero esto es una cosa de probar. Y la otra me deprimía con su color tan gris… esta es muy simple, así es que vamos a ver… eso.