You are currently browsing the monthly archive for julio 2011.

No hay misterio.

Me siento en la silla del balcón con una taza de café.

Todo está sobre el balcón.

Sentada, café y plantas.
Es muy temprano para el vecino y su manía de correr,
muy temprano para el perro y la vecina,
muy temprano para saber.

No sé cuánto dura el café y el balcón,
ni por cuánto tiempo el latido en el pecho,
el alma en el cuerpo y los pies y las baldosas.

Todas las plantas que planté, el balcón y el verano.

No me fui a ninguna parte, sigo aquí
en medio de la mañana, las plantas y el verano en el balcón.