You are currently browsing the category archive for the ‘me interesa lo político’ category.

Es siempre bueno cuando alguien tiene la capacidad y organiza los datos. Te pone en perspectiva y te recuerda que ni estás solo, ni dejas de tener sentido en el vaivén de la historia.
Uno (y una) cumple con lo que le toca y la historia sigue.
Una queda en paz si responde.
Ni el voluntarismo en la interpretación, ni el fatalismo de los derrotados, simplemente vayámonos poniendo dentro de la historia.
¡A ver! ¡todos organizándose!! Que la única vida que tenemos es esta y hace rato que nos están esperando. Cada cuál sabe donde le toca estar.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Salazar

Anuncios

Mi mamá decía que construir un mundo distinto y mejor no iba a ser elegir a Allende y listo. Y después, tuve que aprender que para eliminar todo lo construido o soñado, no era cosa de matar a Allende y listo.
Mi mamá decía que ibamos a tener que trabajar mucho y que quizás los hijos de mis hijos iban a ver esa sociedad justa y mejor.
Le sigo creyendo, y eso que han pasado 4 décadas y varias sociedades injustas.
Me gusta pensar que no estabamos muertos, andabamos tratando de ganar resuello no más y en eso nos crecieron los niñitos.
Es otra vez 11 de septiembre, como todos los años.
Y sin embargo se mueve.

La cesantía juvenil es crónica en España, la cesantía actual es un espanto. ¿Qué producen? Servicios. 60 % del PBI lo forman turismo y construcción. El problema de la formación profesional también es crónico. La crisis tendrá raíces coyunturales, los problemas son de antes. Imaginarse un futuro es obligación de la política. Ahí tienen a los ciudadanos.

¿Queríamos que despertaran?: ahí tienen. ¿Queríamos que no fuera un incendio, cómo en Grecia? ahí tienen, ni los chicos en La Puerta del Sol en Madrid, ni los viejos que lentamente se les unen, son “violentos”.
Ahora, ¿a quién votar? El PP ofrece lo de siempre: acortar las prestaciones sociales. No lo hace ni la Merkel, es decir, la derecha alemana, que las amplió incluso por la crisis a la subvención de los puestos de trabajo, y estos vienen con más de lo mismo.
Y ¿el PSOE? esos las acortan desde ya, austeridad, les exigen desde el centro. Y no es que ellos hayan estado atiborrados por alternativas. Sin trabajo no hay impuestos, sin impuestos no hay dinero en el estado y este no tiene que repartir. Fácil.

Un país aguanta mucho, si cree que lo que viene es el futuro mejor. Hay ejemplos. Pero ahora ya saben que papel juegan en la UE y con que ayudas, pero también con que directrices tienen que vivir.
¿Qué es lo que la UE espera desarrollar en esas economías? La relación de interdependencia está dada y no se va a romper tan fácilmente, aunque se esté a punto de suspender los tratados que abrieron las fronteras -Schengen- por ejemplo, porque algunos países dicen no querer la posible carga de los inmigrantes que entran por Lampedusa.

Se le presta dinero a Grecia y a otros miembros de la unión como España esperando, no que lo devuelvan algún día, si no que compren a los que están produciendo y se mantenga el sistema. Eso tb es una manera de subvención. Subvencionar no es el problema, nunca lo ha sido.

La pregunta es: ¿para dónde vamos en Europa? Se empieza a hablar de las deudas impagables de las economiías PIGS: Portugal, Irlanda, Grecia y España, pero todavía no se habla de una reforma de las estructuras de producción que afectaría a toda Europa y que replantearían democráticamente QUÈ quieren SER estos países. No se habla de futuro.
Y eso es lo que la gente en la calle les está pidiendo, no quieren seguir eternamente esperando puestos de trabajo que les permitan irse de la casa paterna por fin y formar una familia propia, por ejemplo, no quieren tampoco que cualificarse o no, dé lo mismo, y menos quieren la precaridad laboral de los contratos temporales, porque tener planes va de la mano con saber que los puedes financiar y no con créditos coyunturalmente buenos, si no con estabilidad del sistema.

Lo más increíble para mi es que saltarán desde aquellos que hacen un discurso progresista y actúan conservadoramente en economía -que las reformas al matrimonio por ejemplo, no pueden ser llamadas conservadoras- el PSOE, a otros que siguen con el discurso añejo de la “libertad” y piensan en la reducción de todo menos la de sus sueldos y ganancias, el PP. Eso dicen las encuestas hasta ahora.
Y ¿qué dice IU? ¿Existen? ¿Por qué no le importa a nadie que existan? Parece que un sistema de partidos reducido no es tan moderno e ideal como se pensaba. ¿Y los nacionalistas? ¿Es el momento de las autonomías?

Otros problemas hay, pero se podría empezar por ahí, digo yo.
Disculpen los amigos españoles, pero llevo 3 semestres hablándo por ahí de Europa y los españoles, y lo siento, pero esta debacle se veía venir. Si no fuera porque afecta a tanto ser humano, primaría en mi la curiosidad por saber qué va a pasar y me sentaría a mirar desde mi cómodo sillón alemán.

Mi marido que es de la generación de los europeos de Chernobil me dice que con la contaminación actual reconocida oficialmente en Tokio-1000 veces por sobre el límite de radioctividad permitida- lo que salva son los vientos.
Y a mi esto me recuerda Libia.

Si, porque en esa época, la del accidente de Chernobil, EEUU y la Unión Europea hicieron un escándalo mayúsculo mientras la Unión soviética se callaba.

El accidente de Chernobil fue conocido en “occidente” cuando los Suecos midieron altos niveles de radioactividad en su país y sacaron las conclusiones correspondientes.
Esa desconfianza en la información imperialista -si, le llamo así y no me arrugo- a veces nos hace, como tercer mundistas, más daño que beneficio. Y de paso, dañamos a otros y a nuestras propias metas.

Así como se puede hablar de que una política antinuclear consecuente NUNCA fue interés de los gobiernos estadounidenses, ni de cara a su pueblo, ni de cara a los ajenos, también se puede hablar de como sacaron “provecho” político del accidente. Por su parte, los soviéticos, hubieran preferido no hablar de eso, impidiendo así la prevención de daños en el resto del mundo y en su propio país.

Además, la polítca de apoyo que LE DIMOS, los tercermundistas ANTI-Imperialistas, con nuestros: “todo es mentira del imperialismo norteamericano”, “que se callen, porque ellos son los primeros en utilizar la energía nuclear de forma irresponsable”, o “lo que quieren es debilitar a un país que no es de su órbita”, impidieron y obstaculizaron una serie de posibles medidas políticas a posteriori, como el pedir el fin de la construcción de centrales nucleares en el mundo y en especial parar el uso de esta en países con inestabilidad política, Irán y Libia, por ejemplo – aquí además, los tercermundistas argüíamos que se nos mantenía alejados de forma poco democrática del avance científico– y así nos uníamos a la más rancia derecha europea y ayudábamos a torpedear el cambio a otro tipo de energía en países como Alemania, que pueden permitírselo YA. Cosa que nos beneficia a todos.
Ya sé que ese argumento fue usado para invadir Irak. No quita que si me preguntan si quiero que los alemanes les vendan armas nucleares al Irak de aquellas épocas o al actual, Iran o Libia, YO esté en desacuerdo, como toda la izquierda alemana.
Ni pizca de “solidaridad internacional”.

La derecha en el gobierno alemán actual está tratando de evitar el cumplimiento del acuerdo firmado por el pasado gobierno socialdemócrata-verde de cierre de las centrales nucleares productoras de energía eléctrica, a ver que dicen los de la derecha sobre la mentada “limpieza” de este tipo de energía ahora que tenemos la bomba de tiempo en Tokio. Nosotros, los de izquierda, cuando nos tocó hace 25 años atrás y frente a Chernobyl, ya aullamos: todas exageraciones imperialistas. (Me incluyo)

Por eso, no llamo a creerle al imperialismo norteamericano con su costumbre de manipular las noticias, si no que llamo a no aliarnos en esta vuelta con dictadores, dictadorcillos y tiranuelos a los que hace rato tampoco les importa su pueblo, o por lo menos nunca más que su propia familia siempre en puestos de influencia e importancia. ¿Casualidad?
Nosotros que sospechamos de todo, ¿por qué de estos no? Bueno, porque en algo hay que creer. Otra cosa no se me ocurre.

Ya sé que esto es más dificil que apoyar ciegamente a todo aquél que esté como nosotros en una lucha contra el poder hegemónico de EEUU, pero estos “otros” son gente que también nos manipula simplemente diciendo lo que todos los de su calaña dicen: después de mi, el fin del mundo.
Además, no están por por la liberación, la paz y el desarrollo de nuestros pueblos.

Estados Unidos y occidente quieren precios bajos para el petróleo de la región. De hecho, mi periódico lo dice claro, la pregunta para ellos es: ¿Qué nos encarece más la bencina, una democracia o una dictadura?
Hasta ahora EEUU apuesta a las dictaduras, porque no nos contemos historias, miren a los de la liga árabe y muéstrenme un demócrata.(A parte que la liga es un invento de los ingleses cuando les tocó ser hegemón y qué vamos a esperar de ellos). Muchos de nosotros, los del otro lado, los de abajo y a la izquierda, parecemos preguntarnos constantemente: ¿Qué es peor para el imperialismo? Y lo demás que lo resuelvan los libios, que se frieguen, pero solos, siempre y cuando sea INconveniente para EEUU lo que quieren, si no, mejor que se queden como están. ¡Justo lo que quisieran los gringos pero al revés!
Flor de solidaridad internacional.

Nosotros que lo hemos vivido, esto de estar entre los gringos y la democracia de mierda o “democracia” a media asta, es nuestra responsabilidad contar la historia. O el pedacito que llegamos a vislumbrar de ella.

No a las centrales nucleares, y no es que quiera HidroAysén. No a Gaddafi, y no es que esté pidiendo la intervención militar estadounidénse en Libia. Déjenme ser dueña por lo menos de mis propias palabras y mis pensamientos.

Y dejo los NO hasta acá, aunque se me ocurren un par más. Lamentablemente.

Y SI A LAS ENERGÌAS RENOVABLES Y LIMPIAS y a pensar en todas las formas de lucha y no en una sola: “lo que ellos quieren, seguro no me conviene”
Yo creo que por ahí empiezan las revoluciones, permitiéndose pensarlas.

En estos días me dedíco a tratar de salir de la perspectiva de que todo lo que significa desarrollo comienza, en el tercer mundo,  con el desarrollo económico y cambiarme a pensar si, no importa si primario o no, existirá un lugar que cuidemos y creémos, donde sea posible decidir lo político.

Bajo todo régimen económico los seres humanos hemos demostrado que podemos “no ser libres” y hacernos desgraciados.

No pienso definir libertad, justo porque es evidente que eso es algo que se siente, y a alguien que come a diario pero no puede expresarse en público, su sensación de falta de libertad le es tan urgente como a quien simplemente no come y es esclavo de una necesidad biológica elemental.

Pensando en cómo definir que es “lo político” y cuales son las condiciones para que se dé, pensando cuál es su importancia, pensando cómo y cuánto el ser humano a luchado por alcanzarlo me metí por el camino de mis recuerdos.

Eso que tiene que ver con la capacidad de decidir en colectivo- porque no hay otra manera de vivir juntos si no se reconoce el colectivo- cuándo fué que lo reconocí como algo que existe y  para lo que hay que ser valiente?

Y entonces me acordé de qué recuerdo tenía yo de las instituciones o estructuras que lo permitieran, lo político, en mi infancia. Recordé qué fue lo que YO aprendí en los primeros años de la escuela básica, qué me enseñaron a respetar, de qué estaban orgullosos los adultos? Cuál era su discurso y en que querían que creyeramos, en qué querían creer ellos?

Ya saben que para mi bien y para mi mal nací en democracia y crecí en dictadura. Luego me fuí a otra dimensión. El primer mundo real, no a la periferia del primermundo, sino a su centro. Digamos, donde las subvenciones agrícolas juegan un rol distinto que en la periferia primermundista. Otra experiencia.

Y así me acordé de un discurso que escuché cuando tenía 9 años y del que tengo grabada las palabras iniciales. Me han acompañado, prácticamente toda la vida. Un discurso que era un llamado de auxilio, de ahogado y lleno de esperanza. Hasta la niñita que era yo lo entendió así.

Tiene que ver con economía, y hambre, pero me asombró mucho ver que el acento eran las instituciones democráticas reales.

Pensé en el “mientan, mientan, que algo queda”, hasta en mi cabeza había quedado que la pelea había sido ideológica y extremista, que TODOS contribuímos a quebrar la democracia. Que en el fondo la democracia había terminado antes del 73.

NO, no es así, con este discurso se apuntaba a la democracia y la unidad. Ese era el acento, esa fue la fuerza y la debilidad. La enseñanza y el ejemplo.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios